Armas peligrosas

Un concepto que suelo enseñar en clase, cuando sale el tema de pelea en la calle, es la de evitar toda pelea, pues no sabemos no solo la habilidad del otro si no, además, si lleva algún tipo de arma escondida con la que hacer alguna desgracia.

Muchos practicantes suponen que la gente no va armada por la calle, pero la realidad es otra. Es muy fácil llevar un filo más o menos grande o cualquier cosa que puede ser usada como arma (carpeta, bolígrafo, …) Recuerdo, por ejemplo, cuando en una clase de “””defensa personal””” se recomendaba el modificar una tarjeta de crédito para “afilar” uno de los lados; la tarjeta seguía siendo útil y usable para su función, pero además, decían, podía ser usado para cortar al atacante y que el arma no sea detectada; esto fue hace años y me extrañó mucho, pero lo que enseñaban es algo totalmente ilegal y nada recomendable.

Con esto, siempre recomiendo que no seamos los iniciadores de un conflicto, pero que tengamos la templanza y capacidad para, en caso que el conflicto llegue, ser capaces de dar una respuesta adecuada y que lo finalice lo antes posible, pero para esto, hemos de estar preparados y tal y como dicen, estar preparador para lo peor. En este artículo quiero mostrar dos ejemplos de lo que puede ser este “peor”.

Mi libro de Kyusho junto a los cuchillos de este artículo

Cuchillo de fibra de carbono.

Cuchillo hecho íntegramente de fibra de carbono

Cuchillo pequeño, todo entero no llega a los 13 cm de punta a punta; pero que, quien me lo ha dejado, me ha indicado que ha entrado en diversas sedes gubernamentales y de grandes empresas con él encima, pasando diversos arcos detectores de metales, saltándose unas contramedidas que han dejado de ser efectivas haciendo válida la frase que escuché que la seguridad parece excesiva hasta que se demuestra insuficiente.

Cuando lo tuve en mi mano no parecía gran cosa, pero está muy afilado y el hecho de ser “invisible” para los detectores de metales y fácilmente escamoteable en muchos sitios, hace que las zonas seguras dejen de serlo. Lo que me dejó frío, este cuchillo fue comprado por Amazon y llevado a casa por un repartidor. Lo busqué y, por ahora, parece que no está disponible.

Cuchillo “mini” – Urban pal

Urban pal de Cold Steel

Este cuchillo de Cold Steel es muy pequeño, con un mango para que se ponga entre los dedos y al cerrar el puño queda el pincho hacia fuera (no pensé en hacer una foto con este elemento en la mano… ) Este tamaño lo hace perfecto para que sea escondido en un cinturón o bolsillo, extraído rápidamente y usado, sin danos cuenta de que hay un cuchillo en la refriega hasta que es demasiado tarde.

¿Conocíais a estas bestias sigi